agrodiariohuelva.es|viernes, diciembre 15, 2017
banner

Un proyecto del Irta-cat logra extender a 84 días la vida útil de la carne de vacuno para fomentar la exportación 

En los últimos 10 años la demanda de carne fresca de vacuno ha aumentado un 80% en Cataluña. Pero, además, el sector cárnico quiere aumentar la exportación, ahora se hace mayoritariamente a Europa, sin embargo la demanda en el Oriente Medio ha crecido, concretamente en países como Lïbano.

Frente al reto que supone la exportación de carne refrigerada en países lejanos, varios agendes del sector han trabajado conjuntamente para dar respuesta a esta necesidad del mercado. El IRTA (Institut de Recerca y Tecnologia Agroalimentaria), Anafric (Asociación Empresarial Cárnica), el Grup Viñas (empresa productora y distribuidora) y la Companyia General Càrnia Mercabarna (matadero, distribución y restauración).

El objetivo de este proyecto era extender hasta 84 días la vida útil comercial en refrigeración de piezas de carne de vacuno envasadas al vacío para la exportación. Para conseguirlo, se han reproducido las condiciones reales de transporte de la mercancía en un contenedor instalado en Vic (Barcelona), a través del cual se han monitorizado distintos parámetros como la luz y la temperatura. El IRTA ha sido el encargado de analizar en el laboratorio la calidad de la carne desde el punto de vista microbiológico y fisicoquímico.

Este proyecto forma parte de los Grupos Operativos 2015-2017 impulsados por el Programa al Desarrollo Rural de Cataluña. Los Grupos Operativos consisten en la asociación de varios socios con intereses comunes en torno a un proyecto de innovación específico y práctico.

Ha contado con un presupuesto de 281.428,58€, financiado a través de la Unión Europea, el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña y fondos propios.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail