agrodiariohuelva.es|martes, noviembre 21, 2017
banner

La campaña citrícola 2017/2018 en Huelva, que arrancó en septiembre con la recolección de la mandarina, prevé una producción similar a la anterior 

Recolección de mandarina extratemprana.

El sector citrícola onubense ya está inmerso en la campaña 2017/2018 que se iniciaba el pasado mes de septiembre con la recolección de las variedades de mandarina extratemprana del grupo satsuma, okitsu e iwasaki, y las más tempranas del grupo de las clementinas, las clemenrubí.

El sector afronta esta nueva campaña con unas expectativas “positivas”, según ha asegurado a agrodiariohuelva.es el presidente de la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva, Lorenzo Reyes, y ello a pesar de que la recolección de estas variedades no ha comenzado demasiado bien ya que “ha habido problemas de calibre debido a las condiciones climatológicas registradas últimamente con temperaturas muy altas por la noche que evitan que la fruta madure adecuadamente, lo que afecta tanto al tamaño como al color”, ya que los cítricos, necesitan bajas temperaturas por la noche que contrasten con el calor del día para que el fruto madure y adquiera el color y el calibre adecuado.

Tampoco están alcanzando estas variedades los precios que el sector esperaba, “teníamos muchas expectativas y esperábamos precios mejores, ha sido un contratiempo y no se han llegado a cumplir las previsiones que teníamos con estas variedades”, lamenta Reyes.

Sin embargo, y aún con este revés, Reyes asegura que “somos optimistas porque el resto de variedades van bien, van evolucionando bien y tienen buen calibre y esperamos que a partir de ahora se desarrolle la campaña con total normalidad”. Pero sobre todo ello, el representante de los citricultores onubenses destaca la “buena calidad” que está presentando la fruta en el inicio de esta campaña.

Este optimismo también tiene algo que ver con que todas las previsiones apuntan a que debido a las condiciones climatológicas  la cosecha de cítricos en Valencia se podría reducir en torno a un 20 ó 30%, “y eso puede beneficiarnos”, asegura Reyes, unido al hecho de que la provincia onubense es la primera en iniciar la campaña de cítricos en España, y “a pesar de que desde Sudáfrica está entrando naranja que nosotros no cogemos hasta febrero y que nos podría perjudicar”.

Lorenzo Reyes, presidente de la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva.

Aunque aún estamos en una fase muy inicial, Reyes estima que la producción de cítricos en esta campaña en Huelva podría alcanzar los mismos niveles de la anterior y rondaría en torno a las 490.000 toneladas, “aunque todo depende siempre de que no haya fenómenos climatológicos adversos, si esto no sucede todo debe ir bien y tener un tonelaje similar a la última campaña, aunque ya veremos cómo se va desarrollando”. Precisamente este viernes la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía presentará en la provincia onubense el primer aforo de cítricos para la campaña 2017/2018 en Andalucía. En el conjunto de la comunidad autónoma, Huelva es la segunda provincia con mayor producción citrícola, por detrás de Sevilla.

En cuanto al número de hectáreas de mandarina y naranja plantada en esta campaña, Reyes explica que no ha habido prácticamente variación respecto a la campaña anterior, y estima la superficie en torno a las 17.000 hectáreas, repartiéndose casi por igual las dedicadas al cultivo de mandarina y de naranja, en línea con las últimas campañas donde la mandarina ha ido restando superficie de cultivo a la naranja.

La recolección de la mandarina continúa con las variedades oronules y orogros, y clemennules del grupo de clementinas. A partir de diciembre la recolección se extiende a variedades híbridas como las nova, y posteriormente con variedades protegidas como nardorcott, orri y murcott. En cuanto a la recolección de la naranja comienza este mes de octubre con las variedades precoces del grupo navel, la navelina y navelate, a la que seguirán las de la variedad salustiana, navel powel y navel chipslept, para finalizar con las variedades tardías, valencia late y valencia delta.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail