agrodiariohuelva.es|sábado, noviembre 25, 2017
banner

La cooperativa vitivinícola de Rociana recepciona 4,5 millones de uva de los socios durante la vendimia de 2017 

El presidente de la cooperativa de Rociana, Ceferino Martín, y el socio Francisco José Valencia, muestran los vinos de la bodega durante la Feria de la Tapa de Huelva.

Las tolvas de la Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro de Rociana del Condado han recepcionado durante la vendimia de 2017 un total de 4,5 millones de kilos de uva, lo que supone un millón más de kilos que el año pasado.

La cosecha registrada, no obstante, es considerada por el presidente de la entidad, Ceferino Martín, como “corta”, porque sólo se ha podido incrementar el volumen de uvas casi un 30% con respecto a la campaña anterior, que fue calificada “como de catastrófica, al verse afectada las mayorías de las viñas por la enfermedad del mildium”. En 2015 la cooperativa llegó hasta los siete millones de kilos.

Los socios han depositado en las tolvas de la bodega unos 4,5 millones de uvas.

A pesar de ello, Ceferino Martín se muestra satisfecho por “la calidad” de la uva que han recolectado los más de 300 socios de la bodega en las 650 hectáreas que controla la cooperativa rocianera.

Prueba de esta calidad es que ya llevan vendidos más de un millón y medio de litros de mosto “recién llegado del pilón”, añade el presidente. Empresas francesas e italianas, e importantes cooperativas vitivinícolas españolas han sido las compradoras del caldo almacenado en las instalaciones de la cooperativa condal.

Martín reconoce que “sería importante que los próximos años viniesen como éste, no solo en calidad de la uva recolectada, sino en cuanto a precios. Este año, cuando te lo compran no te preguntan ni siquiera el precio del porte. Se lo llevan sin preguntar, porque hace falta vino en Francia e Italia. Las viñas en estos países han dado esta cosecha, por lo general, menos uva. Son rachas que se dan.

Aunque tienen previsto vender más vino a granel, el presidente de la cooperativa estima que reservarán en los depósitos de acero inoxidable una cantidad suficiente como “para producir unas 200.000 botellas, al objeto de cubrir la demanda de nuestros clientes”.

Uva tinta

La uva Zalema predomina en el Condado y prácticamente el 90% de esta variedad es la que se recolecta en las viñas de Rociana. Sin embargo, algunos viticultores están apostando por la tinta. Cinco socios de la bodega Nuestra Señora del Socorro cultivan unas 25 hectáreas de tempranillo, syrach y cabernet sauvignon, y en esta vendimia han recolectado unos 130.000 kilos de uvas tinta.

Francisco José Valencia Sánchez ha producido en sus dos hectáreas unos 26.000 kilos de uva, de las variedades syrach y tempranillo.

Este viticultor de tradición familiar se decantó por la uva tinta porque está convencido de que “el vino tinto tiene salida en el Condado. Lo que falta es que se consuma, que no se interponga un Rioja o un Rivera del Duero antes que el nuestro”.

Valencia Sánchez admite que “es difícil competir contra esas marcas, porque nosotros estamos empezando ahora. Pero si mantenemos la calidad, como hasta ahora, su consumo irá aumentando, y prueba de que vamos en el camino correcto es que cada campaña va incrementándose las hectáreas de uvas tinta”.

Una selección de vinos producidos por la bodega del Condado onubense.

La cooperativa comercializa los vinos elaborados con uvas tinta bajo la marca ‘Don Frede’ y dentro de esta línea tienen un crianza, joven, rosado y un mosto parcialmente fermentado que es el ‘Dulce Fresh Don Frede’, que tiene sobre 5,5 grados.

En la actualidad, entre los vinos que más vende la bodega rocianera se encuentra el Viñagamo Etiqueta Negra. Sin embargo, como “es de fermentación controlada no se puede considerar vino porque se queda en mosto y, por tanto, no puede entrar dentro del listado de vinos amparados por la Denominación de Origen ‘Condado de Huelva’. Pero esta elaborado con zalema, con la uva del Condado, y me parece que la D.O. tendrían que abrir las puertas a nuevos productos dentro de la comarca, como lo hizo en su día cuando incluyó el vino naranja”,  señala Francisco José Valencia.

El estandarte

Por último, hay que recordar que el Viñagamo, el vino estandarte de Bodegas Nuestra Señora del Socorro de Rociana, ha conquistado este año la Medalla de Plata en la modalidad de vinos tranquilos en el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos, los prestigiosos premios Gran Cinve 2017, que en esta edición se celebró en la capital onubense.

Este reconocimiento al vino blanco Viñagamo 2016 supone todo un espaldarazo al modelo productivo de la cooperativa rocianera que este año conmemora su 60 aniversario.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail