agrodiariohuelva.es|lunes, diciembre 18, 2017
banner

UPA dice que los robos en las comunidades de regantes de Palos de la Frontera y El Fresno ponen en peligro la campaña de berries 

El inicio de la campaña de berries podría verse afectado si la presión del agua se reduce por culpa de los continuos robos.

UPA Huelva ha remitido un comunicado a agrodiariohuelva.es en el que denuncia que los nuevos episodios de robos que se están registrando en el campo onubense están poniendo en jaque la campaña de berries que ahora comienza. Para la organización agraria, “los recientes robos sufridos por las comunidades de regantes de Palos de la Frontera y El Fresno a finales de la semana pasada ponen de manifiesto la necesidad de contar con unidades de vigilancia permanente de la Guardia Civil en la zona”.

Además de la maquinaria o el fruto en época de recolección, UPA Huelva señala que “en esta fase de la campaña hay que añadir el robo de cables de cobre que se producen en las estaciones de bombeo de las comunidades de regantes. Esto no solo provoca un serio daño económico a la comunidad en sí, sino la suspensión del suministro que, debido a una caída de presión, afecta a aquellos agricultores cuyas fincas se encuentran más alejadas del punto de salida del agua”.

Hay que destacar que los robos producidos la semana pasada fueron reparados de forma eficaz por dichas comunidades, por lo que se consiguió restablecer el servicio tras varias horas de intenso trabajo, minimizando así los posibles daños en las fincas más lejanas. No obstante, desde UPA Huelva se precisa que “los daños económicos han sido considerables, dado que se sustrajeron de 300 a 400 metros de cable de cobre, dejando sin servicio en el caso de la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera, a 4 bombas que funcionan según la demanda de agua de los agricultores”.

Pero a estos daños económicos, “hay que sumar la sensación de inseguridad que la situación deja en la zona, dado que los robos pueden reproducirse y no existe una dotación fija de ningún cuerpo de Seguridad del Estado que se encargue de la vigilancia en el campo”.

El ‘modus operandi’ de los ladrones se inicia entrando en las instalaciones uno o dos individuos a inhabilitar las conexiones, para luego unirse otros miembros del grupo que enrollan en bovinas los cables y cargarlos. Este proceso, según reconoce UPA Huelva, “no es rápido, por lo que la presencia en la zona de la Guardia Civil ayudaría no solo a la captura, sino a generar un efecto disuasorio que evitaría que este tipo de atracos no se realizaran con la impunidad que se perpetran”.

UPA-Huelva asegura que lleva ya varias campañas denunciando los robos continuados en el campo onubense. “A los que hoy se denuncian hay que sumar los ya ocurridos en la época de recolección en berries y aceituna, por lo que nuestra organización ya solicitó durante el año pasado una reunión a la Subdelegación del Gobierno en Huelva para trasladar el problema”.

Desde UPA-Huelva se solicitó la presencia continua de una unidad del Grupo ROCA de la Guardia Civil, petición que “seguimos a la espera que se cumpla y que seguiremos demandando para la presente campaña. Queremos demandar que se tomen cartas en el asunto y que se intensifique la presencia de más agentes en el campo onubense, y que se doten de más medios humanos y materiales a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para un mayor control de estos delitos”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail