agrodiariohuelva.es|lunes, noviembre 20, 2017
banner

La cosecha de aceitunas en Huelva se reducirá entre un 15 y un 20% esta campaña por culpa de la sequía, el calor y la vecería del olivo 

La ausencia de precipitaciones, la persistencia de las altas temperaturas registradas y la tradicional vecería del olivo impedirán que la cosecha de aceituna de la actual campaña alcance el volumen recolectado en la anterior, cuando se batió el récord histórico de las 7.272 toneladas.

Según las primeras estimaciones realizadas por Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva, durante la campaña 2017-2018 la recolección de aceitunas rondará en la provincia onubense entre las 6.000 y la 6.500 toneladas, lo que supondrá un descenso de entre un 15 y un 20% con respecto a lo datos registrados en la 2016/2017.

Las lluvias registradas en los últimos días no mejorarán estos resultados, sobre todo porque ya hay almazaras, como Oleodiel, de Gibraleón, que han comenzado con la arbequina, y las del Condado con las aceitunas de mesa.

Natalia Aguilera, gerente de Cooperativas en Huelva, durante su intervención en la cata de aceite.

Por lo que respecta a los rendimientos grasos, la gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva, Natalia Aguilera, ha señalado hoy que prevé que “serán de los más bajos de las zonas productivas de España”.

Estas circunstancias refuerzan la apuesta de las cooperativas onubenses de seguir produciendo un aceite de oliva virgen extra de máxima calidad para ser competitivos en los mercados nacionales e internacionales, donde se exporta en torno al 7% del aceite total envasado, principalmente a los países europeos. No obstante, Natalia Aguilera ha recalcado que “el aumento de la demanda en destinos extracomunitarios como China, Australia, Canadá, Japón, Brasil o Estados Unidos, hace presagiar un periodo de estabilidad en el sector en los próximos años”.

En la provincia de Huelva, prácticamente el 95% del aceite que producen las almazaras es de la máxima categoría: virgen extra, lo que pone de relieve la gran calidad del oro líquido onubense y el “trabajo concienzudo que realizan tanto los productores en el campo como los responsables de las cooperativas oleícolas, dado que alcanzar ese nivel de calidad es muy difícil por los muchos controles que se tienen que superar para obtener esta consideración”, según Natalia Aguilera.

La provincia de Huelva cuenta con una superficie de 35.000 hectáreas, donde destacan las variedades picual (prácticamente el 45%) y arbequino, aunque también se recolectan la Verdial de Huévar (que es la autóctona), manzanilla y zorzaleña. La facturación anual de las cooperativas onubense oscila entre los 12 y los 15 millones de euros.

Cata de AOVE

Los datos aportados hoy por la gerente de Cooperativas Agro-alimentarias, Natalia Aguilera, se han dado a conocer durante la cata de AOVE que se ha celebrado en el salón de actos y exposiciones de la Fundación Caja Rural del Sur de la capital onubense, y donde han participado representantes de las cooperativas, de la Universidad de Huelva y de los medios de comunicación.

Cooperativas inició el pasado mes de mayo estas catas en distintos municipios de la provincia para impulsar entre los consumidores el reconocimiento del aceite de oliva virgen extra realizado en las almazaras cooperativas onubenses, así como sus beneficios para la salud.

Carmen Pérez, responsable de calidad de Olibeas, fue la encargada de dirigir la cata de aceites en Huelva.

Expertos de la federación, las cooperativas y de panel de cata han ofrecido, durante estos encuentros, información detallada sobre el producto y han explicado las características de sus distintas categorías y del proceso de producción. Además, se ha realizado un curso de análisis sensorial, incidiendo en las numerosas propiedades beneficiosas para la salud de esta grasa vegetal rica en grasa monoinsaturadas, como el Omega-3 (ácido alto oleico), vitaminas y polifenoles, de propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Asimismo, se ha profundizado en el conocimiento de los aceites elaborados a partir de las diferentes variedades, de modo que se han probado monovarietales de arbequina y picual, siendo esta última la predominante en la provincia de Huelva. También se han dado a conocer y probar los famosos coupage o aceite de oliva virgen extra elaborado a partir de aceites de distintas variedades, principalmente, arbequina, verdial, manzanilla y picual, así como las diferentes características que los identifican y sus usos más adecuados en la gastronomía.

Según la gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva, Natalia Aguilera, los asistentes a la cata “han recibido formación a través de la cual han podido comprender la complejidad que existe en la elaboración de un aceite de oliva virgen extra de Huelva y, por ende, disfrutar más de su consumo”.

La cata de AOVE de hoy ha sido dirigida por Carmen Pérez, ingeniera química, experta en catas y responsable de calidad de la Cooperativa San Bartolomé de Beas (Olibeas).

Aceite de Huelva

Las entidades que forman parte de la marca de garantía ‘Aceite de Huelva’ son: Agroalimentaria Virgen del Rocío ‘Raigal’, de Almonte; Del Campo San Bartolomé ‘Olibeas’, de Beas; Almazara San Isidro ‘Oro Condado’, de Bollullos Par del Condado; Santa María Salomé, de Bonares; Nuestra Señora del Reposo, de Candón; Nuestra Señora de la Oliva ‘Oleodiel’, de Gibraleón; Virgen del Valle ‘Oro de Ostur’, de Manzanilla; Olivarera San Bartolomé ‘Olipaterna’, de Paterna del Campo; Olivarera Bartolina ‘Torreoliva’, de San Bartolomé de la Torre; San Antonio Abad ‘Oleocampiña’, de Trigueros y Agrícola Olivarera de Villarrasa ‘Villaoliva’.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail