agrodiariohuelva.es|lunes, noviembre 20, 2017
banner

El TSJA desestima medidas cautelares contra el proceso para lograr una IGP para las aceitunas manzanilla y gordal sevillanas 

COAG Andalucía valora de forma positiva la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de desestimar las medidas cautelares contra la IGP de aceituna manzanilla y gordal sevillanas, planteada por la asociación de envasadores e industriales. El Alto Tribunal ha rechazado esta petición porque considera que “sería tanto como dejar en manos del recurrente la demora del procedimiento, que sería la auténtica ventaja, pero nada tiene que ver con la finalidad legítima del pleito y supondría un perjuicio cierto y actual con los solicitantes y eventualmente con los consumidores”.

Aceitunas de la variedad manzanilla.

De este modo, continúa el procedimiento, es decir, todavía no se ha conseguido la IGP, pero sin duda se trata de un gran paso adelante, porque se supera uno de los obstáculos que presentaba la tramitación de la figura de calidad.

COAG Andalucía recuerda que la IGP representa una garantía tanto para el productor como para el consumidor, ya que obliga a diferenciar origen y calidad de las aceitunas, frente a los intereses de las grandes multinacionales, que prefieren un mercado donde todas las aceitunas sean verdes o negras, sin diferenciación de variedades ni de origen y, por tanto, de dudosa trazabilidad. “En este contexto ya sabemos lo que ocurre: se importan de otros países aceitunas similares a las nuestras, como sucedió en la campaña 2013-2014 con aceituna de Egipto, provocando un derrumbe de los precios. Por segundo año consecutivo, la gordal se paga a la mitad de los costes de producción”, explica el responsable de aceituna de mesa de COAG Andalucía, Antonio Rodríguez.

Por eso, COAG Andalucía se personó en el procedimiento judicial (es la única organización agraria que lo ha hecho),  en el que debe dirimirse la aprobación definitiva de la IGP. Mientras tanto, COAG va a  proponer a las autoridades la aprobación nacional transitoria de la IGP, para que en la próxima campaña ya empiece a funcionar “una figura de calidad que beneficie a todos. En ese sentido, hacemos un llamamiento a todo el sector para que apoyen este proyecto”, concluye Rodríguez.

Igualmente, COAG propone que se estudie la posibilidad de iniciar procedimientos similares en el resto de España para conseguir que otras variedades de aceituna también se vean amparadas con IGP o cualquier otra figura de calidad.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail