agrodiariohuelva.es|jueves, noviembre 23, 2017
banner

Las fresas recuperan protagonismo en Coophuelva al aumentar las hectáreas plantadas un 42% esta campaña 

Las trabajadoras de la cooperativa lucenera seleccionan las plantas de fresas que se distribuirán entre los socios de Coophuelva.

La fresa ha vuelto a recuperar el protagonismo que hasta cierto punto había perdido dentro de las berries en la cooperativa ‘Costa de Huelva’ (Coophuelva) de Lucena del Puerto. Si hace dos campañas (2015/2016) la superficie plantada se redujo de 220 a 140 hectáreas, en la que está a punto de iniciarse (2017/2018) se situará en torno a las 200, lo que supone un 42% de incremento.

Este importante incremento se ha producido, como reconoce el presidente de la sociedad, Cristóbal Picón, por dos circunstancias: la primera, porque los resultados obtenidos durante la última temporada “han sido positivos”. Este hecho ha propiciado que los socios hayan decidido seguir apostando por un valor seguro y frenar un poco la inercia de los últimos años de ir aumentando las hectáreas de arándanos y frambuesas.

Y la segunda, y quizás la más importante, es que la cooperativa ya conseguido transformar el 70% de las tres fincas que compraron el pasado mes de septiembre en el antiguo marquesado de Gibraleón (‘San Sebastián’, ‘Laguna’ y ‘Valdeoscuro’). Picón precisa que “de las 650 hectáreas totales adquiridas, unas 70 ya tienen los riegos metidos y por tanto, están listas para iniciarse en ellas las plantaciones este año; a otras 340 solo les falta instalar las conducciones de agua, mientras que quedan unas 190 en las que aún no se ha llevado a cabo ninguna actuación”.

Cristóbal Picón, presidente de Coophuelva, en una finca de arándanos de su propiedad.

Las 70 nuevas hectáreas que se unirán esta campaña a las 475 que ya disponen los socios en el Condado se encuentran situadas en la finca de ‘San Sebastián’, que comprende los términos municipales de Gibraleón y San Bartolomé de la Torre. El 60% de esta superficie (unas 40 hectáreas) se dedicarán a las fresas; el resto se repartirán entre frambuesas y arándanos tempranos.

Para cubrir la demanda de los socios, el presidente de Coophuelva prevé que de los 12,5 millones de plantas utilizadas durante la campaña anterior, “se pase a una cantidad que se situará entre los 15 y los 16 millones”, lo que podría suponer una producción final que podría rondar las 12.000 toneladas en fresco. Prácticamente el doble de lo recolectado durante la campaña 2016/2017, donde se comercializaron unas 6.400 toneladas.

Por lo que respecta a las variedades, Cristóbal Picón reitera que la cooperativa mantendrá “la misma proporción que el año pasado: un 40% de Fortuna, que es temprana, y el 60% restante se repartirán entre las opciones de Fresas Nuevos Materiales (FNM): Primoris (15%), Rábida (15%) y Rociera (30%)”.

Todas las plantas, que ya están siendo tratadas y seleccionadas en las instalaciones de la cooperativa, proceden de los propios viveros que Coophuelva posee en Tordesillas (Valladolid) y Palacios Rubios (Ávila).

Arándanos

A pesar de este repunte de las fresas, en la cooperativa hortofrutícola de Lucena del Puerto la berrie que predomina es el arándano, con 382 hectáreas contabilizadas.

Aunque el presidente de la sociedad, Cristóbal Picón, reconoce que “el arándano ha tocado techo”, se muestra convencido de que “aún queda mucho mercado por abrir y muchas posibilidades por delante”; pero, por supuesto, “haciendo las cosas bien, con calidad”.

Para Picón, el objetivo “es conseguir que el cultivo sea rentable y para lograrlo, los agricultores tenemos que aplicar la mejores técnicas de manejo en la recolección. Y esto conlleva que hay que profesionalizarse y entender del campo”.

Lo que sí tiene claro, tras los bajos precios que se pagaron en la etapa final de la última campaña, “es que eso que se decía de que con el arándano se ganaba mucho dinero se acabó. Es cierto que de aquí para atrás se vendía todo, porque en los meses de marzo, abril y mayo no se produce en América y en Europa las recolecciones comienzan en julio y agosto. Pero este año, durante esos meses se ha concentrado mucha oferta en el mercado y los supermercados han puesto muchas exigencias de calidad. Para evitar que esto vuelva a ocurrir, hay que estar preparados tanto en frío como en maquinaria para llevar a los lineales lo mejor, para que el consumidor que está pagando 2 euros por una tarrina de 150 gramos coma una fruta en condiciones. Es importante no engañar al consumidor y tenemos que cuidar la calidad al máximo porque de eso depende que haya un mayor consumo de arándanos”.

Para esta nueva campaña la superficie de arándanos dentro de la cooperativa sólo ha crecido unas 5 hectáreas, según los datos aportados por Cristóbal Picón. Las variedades que usarán los socios son las tempranas Snowchaser y Emeral (un 30%), que serán suministradas por Royal; un 20%, de Ventura, que es de Fall Creek; y el 50% restante es la Star, que empieza a producir a finales de abril y se mantiene hasta principios de julio.

La cooperativa lucenera ha pasado de las 4.600 toneladas de la campaña 2015/2016, a las 5.800 toneladas en la 2016/2017.

Diversificación

Dentro de la política de diversificación que lleva a cabo Coophuelva, también es significativa la superficie dedicada a la frambuesa, ya que en la actualidad abarca unas 203 hectáreas. La producción, que comienza en septiembre y se prolonga hasta junio, se sustenta con variedades tanto remontantes como de día corto, propias de Onubafruit, como Kweli, Imara, Lagorie y Vajolet. La última campaña se ha cerrado con una producción de 2.900 toneladas.

En la finca ‘Los Palmerales’ de Trigueros se cultivarán arándanos y caquis.

Además de las hectáreas de moras (unas 26 hectáreas que produjeron unas 336 toneladas) y de kiwiberries, la cooperativa ‘Costa de Huelva’ trabaja para conseguir tener plenamente operativas para la campaña 2018/2019 las 580 hectáreas en la finca ‘Valdeoscuro’ de Villanueva de los Castillejos.

La distribución de esas hectáreas no está cerrada, pero la intención de Coophuelva es destinar unas 220 hectáreas para fresas; otras 180 entre frambuesas, moras y arándanos tempranos; y unas 200, al cultivo subtropical del aguacate.

Coophuelva, que facturó esta última campaña (2016/2017) unos 70 millones de euros al comercializar a través de Onubafruit cerca de 18.000 toneladas de berries, también gestiona la finca ‘Los Palmerales’ de Trigueros (315 hectáreas). Entre las opciones productivas que se están estudiando para esta amplia parcela de ámbito municipal se contempla las plantaciones de arándanos y de caquis.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail