agrodiariohuelva.es|lunes, diciembre 18, 2017
banner

Junta, Gobierno y alcaldes de la Sierra pondrán en marcha acciones para prevenir el robo de la castaña 

Un momento de la reunión mantenida en el Ayuntamiento de Fuenteheridos.

El Gobierno, la Junta de Andalucía y los ayuntamientos de la Sierra de Huelva han acordado planificar una serie de medidas dirigidas a prevenir y combatir el robo de la castaña en vísperas de la temporada de apaño, que este año se ha retrasado por las altas temperaturas.

Así lo han consensuado la subdelegada del Gobierno de España, Asunción Grávalos; el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, Francisco José Romero; y alcaldes de la comarca serrana, en una reunión de trabajo celebrada en el Ayuntamiento de Fuenteheridos y que ha contado con la participación del coronel jefe de la Guardia Civil, Ezequiel Romero, y del delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Antonio Cortés, entre otros.

La subdelegada ha incidido en la “coordinación” entre todas las administraciones implicadas como elemento imprescindible para poder prevenir el robo de la castaña. “Se trata de sumar recursos y voluntades para trabajar juntos en el análisis y la resolución de este problema”, ha subrayado Grávalos, quien ha resaltado el trabajo y esfuerzo que lleva a cabo la Guardia Civil “mediante patrullas planificadas y servicios específicos con efectivos de los pueblos de la Sierra”.

En este sentido, la Guardia Civil ha destacado que desde el pasado 16 de octubre mantiene un operativo específico para combatir el robo de la castaña, un dispositivo que ya el año pasado permitió intervenir 2.800 kilos de castañas sustraídas y un total de 28 personas denunciadas.

La denuncia es fundamental

El delegado del Gobierno de la Junta ha subrayado como “fundamental” que los afectados denuncien “para que la Guardia Civil pueda hacer su trabajo” y, para ello, desde los ayuntamientos se van a promover reuniones con propietarios y productores “para concienciarlos de que es vital que presenten denuncias cuando se produce un robo para que la Guardia Civil actúe con todos sus recursos disponibles”.

Para facilitar estas denuncias, el coronel ha recordado el número 062 del servicio de urgencia de la Guardia Civil y la aplicación para dispositivos móviles de alertas de seguridad ciudadana ‘AlertCops’. “La utilización del 062 o de AlertCops nos permite responder con mayor eficacia y rapidez”, ha recalcado Romero.

Para que las denuncias prosperen, la Guardia Civil ha solicitado la elaboración de una normativa autonómica que permita la sanción administrativa contra quien sustrae las castañas de fincas privadas. El delegado de la Junta de Andalucía se ha comprometido a estudiar qué vías se pueden articular en este sentido y que este delito contra la propiedad tenga algún tipo de sanción y no quede impune.

Por otro lado, la Guardia Civil también ha abogado por medidas preventivas por parte de los propietarios, como el vallado de las fincas o su señalización como propiedad privada, y de un control por parte de los ayuntamientos de la venta de las castañas en mercadillos y venta ambulante “para certificar su procedencia”.

A juicio del delegado del Gobierno, otro de los elementos claves para prevenir y atajar el robo de la castaña es “concienciar a la población del daño que ocasionan”, especialmente a los turistas que vienen de fin de semana “a recoger castañas”.

Por último, el delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha insistido en que “es un problema endémico que se da cada año”, al tiempo que ha señalado que “no sólo hace daño a la castaña sino también a un árbol, que lleva con nosotros más de 800 años”.

“Si un ciudadano quiere castañas, lo que debe hacer es comprarlas, no cogerlas y robarlas”, ha concluido José Antonio Cortés.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail