agrodiariohuelva.es|lunes, noviembre 20, 2017
banner

La CHG autoriza desembalses puntuales para atender las demandas de riego, según había demandado UPA Andalucía 

La situación prolongada de extrema sequía que está afectando a toda Andalucía está produciendo consecuencias “nefastas de forma generalizada para todo el sector agrario”, sefún viene reiterando UPA Andalucía en los últimos meses.

La falta de lluvias, junto con las altas temperaturas estivales que se están extendiendo hasta día de hoy en pleno otoño, están dejando “contra las cuerdas al campo andaluz, y las lluvias acaecidas hace dos semanas, han sido insuficientes para colmar las necesidades hídricas de cultivos como el olivar y los cítricos, que se encuentran en la última fase de desarrollo productivo, y otros como los hortícolas -entre ellos cebollas y ajos- que se encuentra en los primeros estados fenológicos”, asegura la organizacion agraria.

Ante este panorama, añaden desde UPA Andalucía, “estos cultivos precisan de un correcto desarrollo, y que de no disponer de agua para regar ocasionarían sin duda importantes pérdidas de cosecha, lo que provocaría un grave perjuicio para Andalucía al ser sectores que tienen una importancia vital en cuanto a cuestiones económicas, sociales y generadoras de empleo se refiere”.

Por todo ello y con el fin de evitar una situación dramática en el campo andaluz, UPA Andalucía dirigió el pasado 11 de octubre un escrito a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir solicitándole la ampliación de los riegos para la presente campaña.

La CHG ha atendido las demandas de UPA Andalucía y la organización agraria consigue por lo tanto que se autoricen la realización de desembalses de agua de en torno a 5 hm3 para atender las demandas del regadío. Los riegos darán comienzo el próximo fin de semana, y se destinará a atender precisamente, tal y como solicitaba UPA, las demandas del olivar, otros cultivos arbóreos (entre ellos el naranjo) y las hortícolas con cultivos como el ajo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail