agrodiariohuelva.es|sábado, diciembre 16, 2017
banner

Ganaderos y administración crean un grupo de trabajo para abordar los problemas del ganado en Doñana 

El Ayuntamiento de Almonte, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño constituirán un grupo de trabajo específico para abordar los principales problemas y retos del aprovechamiento ganadero en el espacio natural de Doñana, así como los mecanismos a poner en marcha para la conservación de la raza autóctona marismeña.

Esta es una de las principales conclusiones que pueden extraerse de la reunión mantenida este lunes 6 de noviembre entre la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, el director del Parque Nacional de Doñana, Juan Pedro Castellano, y el nuevo presidente de la asociación, Juan Adolfo Arangüete, donde además han abordado, en líneas generales, la situación global de la asociación y los principales asuntos que afectan a la misma.

La reunión con los ganaderos. De frente, José Fiscal entre Rocío Espinosa y José Antonio Cortés.

Este grupo de trabajo surge tras los desencuentros ocurrido a principios del verano pasado cuando ganaderos y la administración pública andaluza no se pusieron de acuerdo sobre la carga ganadera ni la ubicación de la misma en el Espacio Natural de Doñana, confrontación que se llevó al límite por lo que los ganaderos de Almonte decidieron no celebrar la conocida como Saca de Yeguas, un evento centenario en el municipio; este conflicto afectó también al municipio vecino de Hinojos donde también estuvo a punto de suspenderse un festejo ganadero similar al almonteño conocido como la Recogida de Yeguas.

Tras el encuentro -al que también han asistido el delegado territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Antonio Cortés Rico, el teniente de alcalde delegado de Agricultura, Ganadería, Aprovechamientos  Forestales y Medio Ambiente, Isidro Medina, y miembros de la Junta Directiva de la asociación-, la alcaldesa de Almonte ha expresado la importancia de la reunión y que haya contado con la presencia del consejero, lo que “demuestra la buena disposición y buena voluntad para resolver conflictos y buscar soluciones, estando en la agenda de trabajo en un nivel de prioridad muy alta, por lo que supone la conservación de la raza, la actividad ganadera y la tradición para Doñana, para nuestro municipio y para la humanidad, puesto que su declaración por la Unesco nos obliga a preservar esta actividad ancestral como legado a las generaciones futuras”, ha subrayado.

Rocío Espinosa ha indicado que en la reunión “hemos compartido los principales problemas que afectan a los criadores de ganado marismeño y ha quedado de manifiesto que vamos todos de la mano para conseguir las mejores soluciones posibles”.

Por último, la regidora almonteña ha reiterado que seguirá estando “al lado de la asociación apoyándola en todas sus propuestas en el marco de la legalidad”, para lo que ejercerá como “mediadora entre los criadores de ganado marismeño y las instituciones competentes en defensa del interés general de nuestro municipio”.

El concejero de Medio Ambiente ha destacado que “la ganadería es intrínseca e indispensable para Doñana y su equilibrio ambiental”, al tiempo que ha incidido en el incremento de la colaboración de la Junta con los ganaderos.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail