agrodiariohuelva.es|jueves, enero 18, 2018
banner

La Junta apuesta por aprovechar al máximo la sinergia Turismo-Gastronomía-Salud gracias a las menciones de calidad 

En el centro, el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez, durante la entrega de la acreditación de ENAC a la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía. A su derecha, el presidente de la DOP ‘Condado de Huelva’, Manuel Infante.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha animado al sector agroalimentario a sacar el máximo partido a la sinergia Turismo-Gastronomía-Salud aprovechando las “singularidades y especialidades que nos brindan las denominaciones de calidad”. Estas figuras, ha explicado, “dan valor a la tradición” y despiertan tanto el interés de quienes pertenecen a su zona de elaboración como de las personas que la visitan. Y es que actualmente los turistas no sólo buscan visitar monumentos y lugares de interés, sino que “quieren sobre todo sentir”, ha afirmado Sánchez Haro, que ha añadido que la gastronomía y “lo auténtico” tienen un gran peso en esta nueva tendencia de los visitantes.

Rodrigo Sánchez ha intervenido en la entrega del certificado de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) a la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía, donde ha animado a las denominaciones de calidad que la conforman a seguir trabajando en la generación de más valor añadido y empleo “desde la unión y el consenso”.

El consejero ha explicado que esta acreditación conlleva un reconocimiento internacional para continuar avanzando “en un camino más integrador, eficaz y más eficiente”, además de permitir el acceso a “un importante apoyo a la promoción y comercialización” dentro y fuera de nuestras fronteras. En este sentido, Rodrigo Sánchez ha recordado que desde la Junta de Andalucía se apoya a las menciones de calidad a través del Plan de Promoción Agroalimentaria, que en 2017 cuenta con una dotación de dos millones de euros, y de incentivos para los Consejos Reguladores de las denominaciones, que superan los 3,3 millones de euros puestos a disposición del sector en tan sólo dos convocatorias.

Asimismo, desde la Agencia Andaluza de Promoción Exterior-Extenda, dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento, se respaldan misiones comerciales directas e inversas en el marco de diversas ferias y congresos, y Agricultura tiene prevista la puesta en marcha de nuevas campañas. Estas actuaciones se dirigirán, por un lado, a potenciar el conocimiento de los productos andaluces entre los turistas que visitan la región y promocionar lo vinos de esta Comunidad Autónoma en la hostelería, la restauración y el catering (canal Horeca) y la distribución. “Contáis con todo nuestro apoyo para continuar con la excelente labor que estáis realizando”, ha recalcado el consejero a los representantes de las denominaciones de calidad presentes en el acto.

Organismo de control

Actualmente, la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía, constituida en 2015, está formada por tres Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen (DO) que, en total, engloban ocho productos con calidad diferenciada de las provincias de Córdoba (‘Montilla-Moriles’ y ‘Vinagre de Montilla-Moriles’), Huelva (‘Condado de Huelva’, ‘Vinagre de Condado de Huelva’ y ‘Vino de Naranja de Condado de Huelva’) y Málaga (‘Málaga, ‘Sierras de Málaga’ y ‘Pasas de Málaga’). El consejero de Agricultura ha calificado esta iniciativa como “un ejemplo de eficiencia y eficacia” que, además, nace “con el espíritu de aumentar su dimensión” a través de la integración y la diversificación.

A partir de ahora, esta entidad llevará a cabo, entre otras tareas, la verificación de los requisitos técnicos incluidos en los pliegos de condiciones de las diferentes denominaciones de calidad y el control del etiquetado, así como la comprobación de la inscripción de los operadores en los registros agroalimentarios.

Denominaciones de calidad

Rodrigo Sánchez ha aplaudido la apuesta decidida de los productores andaluces por “elaborar productos únicos de calidad y arraigados a nuestros pueblos que son reconocidos y valorados por los consumidores en un entorno globalizado”. Asimismo, ha puesto en valor la contribución de las denominaciones de calidad a revitalizar los pueblos a través de la fijación de la población y la generación de valor.

En concreto, las ocho denominaciones de origen que forman la fundación comercializaron en 2016 productos por valor de 78 millones de euros. Atendiendo a todas las figuras andaluzas, en Andalucía se vendieron el año pasado alimentos y bebidas con calidad diferenciada valorados en más de 468 millones de euros.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail