agrodiariohuelva.es|jueves, enero 18, 2018
banner

El uso de drones en la agricultura mejora las aplicaciones fitosanitarias y en sostenibilidad 

El II Foro de Citricultura de Huelva ha dedicado una de sus ponencias a la incorporación de las nuevas tecnológicas robóticas en la agricultura a través de un estudio y ensayo en campo de profesores de la Universidad de Sevilla.

El profesor de la Universidad de Sevilla, Manuel Pérez.

Manuel Pérez Ruiz del grupo Etsia de la Universidad de Sevilla ha sido el encargado de explicar en qué consistió el ensayo en campo. Entre otras cuestiones se ha demostrado que el uso del dron ayuda en la aplicación de los tratamientos al ganar en precisión, es decir, que se aplica la dosis apropiada en el lugar donde se necesita evitando el gasto innecesario frente al trabajo que se hace con medios tradicionales como vehículos motorizados. Además este tipo de acción gana en sostenibilidad ambiental ya que el impacto sobre el medio ambiente es menor al aplicar los tratamientos a una altura máxima de 1,5 metros sobre el árbol.

Manuel Pérez ha explicado que el objetivo del estudio es colaborar con el agricultor para “hacer la producción más rentable, mejorando la producción y ahorrando costes al precisar al máximo las aplicaciones”. El técnico también ha avisado de que de momento en nuestra legislación no es posible realizar pulverizaciones con medios aéreos.

El sistema que se ha seguido es elaborar un mapa de campo en el que se ubican las zonas donde existen malas hierbas, en las que se precisa nutrientes o fitosanitarios. Una vez se dispone de esta hoja de ruta se incorpora al dron para que vaya detectando las zonas y se incorpora un depósito con la mezcla que se necesita verter. El dron en vuelo es capaz de localizar con gran precisión el trabajo que tiene que hacer y actúa. La ventaja medioambiental es que el vertido se realiza en la zona precisa donde se ha detectado la falta o necesidad.

Esta práctica ahorra costes y tiempo pero no es lo más llamativo del estudio a la vista de los datos que se presentaron. En tiempo la diferencia entre lo que tarda un tractor en realizar la aplicación sobre una hectárea es de 5,1 minutos frente a los 4,5 del dron; y en costes el gasto del primero sería de 26 €/hora frente a 33,8 €/hora del segundo.

Otra de las utilidades del dron está relacionada con los aforos de la fruta. En el caso de los cítricos, Manuel Pérez ha señalado que es capaz de detectar con bastante precisión el recuento de fruto en árbol y hacer un cálculo del calibre de la fruta con un error de entre un 2 y 3%.

Esto hace del dron un gran aliado del productor para determinar la zona que se debe recolectar y el momento de hacerlo.

Ecológico

José Manuel Gómez.

El delegado territorial de la zona de Sevilla, Huelva y Portugal del CAAE, José Manuel Gómez, ha dado una ponencia sobre Manejo fitosanitario y Medio Ambiente. Este ha subrayado la importancia que tiene en las producciones ecológicas los mecanismos de prevención y la gestión en campo.

Sobre la primera cuestión, la prevención, existen cinco factores que son determinantes como la protección del cultivo, la elección de las variedades adecuadas, la rotación de los cultivos, las técnicas de cultivo y el control de los procesos térmicos.

El técnico hizo especial hincapié en el uso de depredadores para ajustarse a las indicaciones técnicas que ayudan a tener la máxima eficacia posible y, al mismo tiempo, limitan la incidencia sobre la fauna de la zona que “al fin y al cabo, también son depredadores y en cualquier momento pueden ayudar más que perjudicar”.

Javier Quintero, investigador del IFAPA, en el centro de Torres Tomegil.

La directora de Agroalimentaria del Sur, Rosario Saseta.

El investigador Javier Quinto Cánovas, doctor en Biología y técnico del Centro de Las Torres Tomegil del IFAPA, ha expuesto con detalle las diferentes plagas que amenazan el cultivo de cítricos en la provincia de Huelva y en general de Andalucía.

La jornada también ha incluido un apartado relacionado con la seguridad alimentaria y alguno de los estudios que están relacionados con esta materia que ha pasado a primer plano entre las preferencias que buscan los consumidores. La directora de proyectos de la Consultora Agroalimentaria del Sur, Rosario Saseta, ha sido la encargada de abordar esta cuestión.

Esta ha señalado que los consumidores cada vez buscan la alimentación saludable que asocian a los métodos de producción tradicionales y artesanales. Vinculado a esta premisa, está el hecho de que cada vez existe una mayor preocupación por evitar el despilfarro alimentario, algo en lo que ha contribuido también la preocupación y movilización de grandes grupos como cadenas de distribución y grupos alimentarios.

Una tendencia clara de incremento de consumo es el de productos preparados para ser ingeridos de inmediato, tipo snack. La demanda de estos productos ha crecido un 54% y entre ellos se incluyen frutas y vegetales, entre los que se incluyen evidentemente los cítricos, que tienen un gran tiron durante todo el año.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail