agrodiariohuelva.es|lunes, diciembre 18, 2017
banner

La nueva bodega de Cerro de San Cristóbal en Almonaster se prevé que esté terminada para el próximo verano 

Obras de la bodega de Cerro de San Cristóbal, en Almonaster La Real.Obras de la bodega de Cerro de San Cristóbal.Proyecto del edificio que albergará la bodega de Cerro de San Cristóbal.Proyecto del edificio que albergará la bodega de Cerro de San Cristóbal.Obras de la bodega de Cerro de San Cristóbal.Obras de la bodega de Cerro de San Cristóbal.

El nuevo edificio que albergará la bodega de Cerro de San Cristóbal, y que se ubicará en el término municipal de Almonaster La Real, será ya una realidad el próximo verano de cara a la vendimia de 2018, y será la primera bodega en pleno corazón de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Las obras de construcción de estas instalaciones, según explica uno de los tres propietarios de la misma, José Luis Becerra, a agrodiariohuelva.es, comenzaron este pasado verano con la primera fase de construcción de accesos, limpieza del terreno, cimentación e instalación de fontanería y sistemas eléctricos. “Ya está todo listo para comenzar con la construcción del edificio que albergará la bodega y esperamos poder empezar en las próximas semanas que tendremos ya la autorización para edificar en altura”, comenta Becerra, quien confía en “que la bodega esté terminada el próximo verano, para la vendimia del año que viene”.

La construcción de la bodega, que tiene una inversión de alrededor de un millón de euros, se ha retrasado debido a los diferentes trámites administrativos, “han sido muchos los informes previos que hemos tenido que presentar a distintas administraciones e instituciones y pendientes de muchas autorizaciones que nos han demorado mucho ya que estaba prevista que se iniciara hace casi tres años”, aclara.

De hecho, en estos tres años el proyecto arquitectónico ha sufrido también cambios, “se ha ampliado la superficie pero se ha quitado altura y se han suavizado también las formas para que el impacto visual sea menor y esté mucho más integrado en el entorno”, subraya Becerra, uno de los tres promotores de la bodega y los viñedos, junto a Juan Leopoldo Rodríguez y José Antonio Moral, y hace hincapié en que “es un edificio moderno que estoy seguro se convertirá también en un atractivo más para la zona” recalca.

El edificio, ubicado en la finca ‘El Prado’, tendrá una superficie en torno a los 550 metros cuadrados y se ubica en una parcela de unos 3.000 metros cuadrados. La bodega tendrá capacidad para elaborar anualmente en cada campaña unas 150.000 botellas y dispondrá de la tecnología necesaria para hacer frente a todas las fases de la elaboración del vino.

Actualmente la producción de Bodega Cerro de San Cristóbal se sitúa entre las 80.000 y 100.000 botellas de las tres marcas que comercializan, los tintos ‘Bemoles’ y ‘Bienteveo’ y el blanco ‘Mis 2 estrellas’. La bodega cuenta con unas diez hectáreas en producción, repartidas en tres fincas. ‘La Porrejona’, en una de las laderas del Cerro de San Cristóbal, bajo una topografía que oscila entre los 725 y los 915 metros de altitud y que dispone de dos hectáreas de cultivo, a las que hay que añadir 2 hectáreas más en ‘El Almendro’, y otras seis hectáreas en La Palma del Condado.

Una de las novedades de la actual campaña es que Bodega Cerro de San Cristóbal sacará al mercado el próximo año un nuevo vino. Aunque aún no tiene nombre, Becerra ha adelantado que se trata de un blanco seco, con fermentación en barrica durante tres meses, y se pondrán a la venta alrededor de 12.000 botellas. “Queremos sacar este nuevo vino con motivo de la inauguración de la nueva bodega, será algo conmemorativo”, puntualiza.

Una vez esté construida la bodega, sus responsables tienen en proyecto la plantación de un viñedo de 3 hectáreas en la misma finca en la que se ubica el edificio, viñedos de parcela con en torno a 1.000 cepas “que se plantaran aprovechando las pendientes, viñas cultivadas en altura que dan lugar a vinos originales, con personalidad y diferentes”, subraya José Luis Becerra.

Y otro de los proyectos, aunque ya a unos años vista, es la construcción de otras instalaciones como un alojamiento rural que permitirá la práctica del enoturismo en la zona.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail