agrodiariohuelva.es|martes, enero 16, 2018
banner

Manuel Infante pide que los vinos del Condado se conviertan en una “seña de identidad” para los onubenses 

Foto de familia de los representantes institucionales y del sector vitivínicola de la comarca, tras finalizar el acto celebrado en el Ayuntamiento de Manzanilla.

El 4 de diciembre de 1933 se publicó en la Gaceta de Madrid la Denominación de Origen Vinos de Huelva. Hoy, 84 años después, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen ‘Condado de Huelva’ ha conmemorado con un acto institucional celebrado en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Manzanilla el aniversario de un reconocimiento legal que el Gobierno de la República española otorgó entonces a los vinos que se producían y que se siguen elaborando en la comarca onubense.

El presidente de la D.O. Condado de Huelva, Manuel Infante, ha recordado que este año también se cumple el 55 aniversario de la creación del Consejo Regulador, lo que implica, a su entender, que este “órgano de gestión y control de la calidad se pueda considerar como uno de los decanos de España”.

Manuel Infante entrega a Juan Jesús Sánchez Rodríguez, gerente de Corchos del Condado, la más alta distinción de la D.O.

Infante, tras señalar que “nuestra intención es ir celebrando estas efemérides por todos los pueblos del Condado para así acercar la D.O. a los municipios que la integran”, ha recalcado que la decisión de otorgar la máxima distinción de la Denominación de Origen a Corchos del Condado (Codecork S.L.) se ha adoptado porque es la única empresa de Huelva “que se dedica a la transformación del corcho que se produce en los alcornocales de las Sierras de Huelva y de Sevilla”; una actividad artesanal, ha añadido, que “ha beneficiado a las bodegas del Condado porque no han tenido que ir más allá de Despeñaperros para comprar esos tapones de corcho que tanto necesitamos para la salvaguarda de nuestros vinos”.

Manuel Infante, durante su intervención, también ha reconocido que el objetivo prioritario de la D.O. ‘Condado de Huelva’ es que “la gente de aquí convierta sus vinos en seña de identidad, porque a mi me sorprende que aún seamos más reconocidos fuera de nuestro entorno que dentro”. En este sentido, y como un reclamo más para consumir productos onubenses, ha comentado que se ha propuesto hacer viral en las redes sociales el siguiente eslogan: “Un Condado, por favor”.

Bogueros y cooperativas del Condado llenaron los asientos del salón de plenos.

El presidente de la D.O. Condado de Huelva, que ha pedido ayuda para los viticultores porque “se enfrentan a una nueva etapa que en la que tienen que adaptarse a las numerosas exigencias del mercado para obtener vinos y vinagres de calidad”, ha insistido, no obstante, que el éxito de los vinos del Condado se fundamentan en “el mantenimiento de las tradiciones y en la diferenciación”.

Asimismo, el máximo responsable de la Denominación de Origen ha adelantado que el Consejo Regulador va a iniciar una negociación con los responsables de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía para volver a utilizar en las etiquetas de sus vinos los téminos “fino, oloroso y amontillado”, “porque la prohibición de su uso fue una injusticia y porque ya queremos dejar de utilizar tantos nombres genéricos”.

El delegado de la Junta, Francisco José Romero, presente en el acto, se ha comprometido a agilizar este proceso, al objeto de que se puedan utilizar cuanto antes esos términos para definir los vinos del Condado. Romero también ha abogado porque el sector apueste por la modernización y por la innovación para seguir elaborando vinos de máxima calidad, así como ha reclamado más unión para “seguir haciendo provincia y así aceptar y defender los buenos productos que tenemos en Huelva”.

Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial, Ignacio Caraballo, tras felicitar a la D.O. en su 84 aniversario y a la empresa Codecork, ha precisado que “hablar de vinos es hablar de nuestra esencia y por eso, este cultivo tenemos que cuidarlo y mimarlo”. Además, este sector, que ha pasado momentos “muy complicados y duros, tenemos que apoyarlo porque genera empleo y riqueza en la comarca”.

La Junta Rectora de la D.O. y bodegueros del Condado escuchan a Manuel Infante.

Caraballo ha reiterado el apoyo de la Diputación a este sector con el que el ente provincial viene trabajando “codo a codo poniendo a su disposición todos los recursos”, entre los que ha destacado las acciones emprendidas a través de la oficina Huelva Empresa y el Plan Estratégico que está impulsando la institución provincial con la colaboración de las Denominaciones de Origen que forman parte de la Comisión de Agricultura.

También se ha referido a la promoción del sector vitivinícola que realiza el Centro de Interpretación del Vino, ubicado en Bollullos Par del Condado, que en los diez primeros meses de 2017 ha superado las 6.000 visitas. Caraballo ha comentado, al respecto, que ya son 12 las bodegas que se han adherido a la Ruta del Vino.

El presidente de la Diputación, que ha declarado como “un enamorado de los vinos del Condado, de los que siempre será su embajador”, ha ratificado el compromiso de la institución provincial con el impulso y apoyo a los sectores productivos y a los productos de Huelva, con los que la Diputación lleva años trabajando y los que dedica campañas como ‘Que sea de Huelva’.

El alcalde, Cristóbal Carrillo, recibe una distinción, junto al delegado de la Junta, Francisco José Romero, y presidente de la D.O. Manuel Infante.

Por último, el alcalde de Manzanilla, Cristóbal Carrillo, se ha mostrado orgulloso de acoger en su municipio este acto institucional en el que han participado numerosos representantes políticos (tanto del ámbito local, comarcal y provincial), de los cuerpos de Seguridad del Estado (la Guardia Civil) y del sector vitivinícola del Condado (Bodegas Sauci, Privilegio del Condado, Oliveros, la Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro de Rociana, Marqués de Villalúa, José y Miguel Martín, Bodegas Díaz...).

Tras resaltar la vinculación histórica que la localidad tiene con el vino -se han llegado a contabilizar hasta 127 bodegas-, Carrillo ha reclamado la unión de todos “para que este legado y esta tradición vinatera que existe en esta comarca la llevemos hasta las últimas consecuencias”, porque ya ha llegado el momento de “quitarnos los complejos, sobre todo porque aquí se elaboran muchos tipos de vinos -blancos, tintos, espumosos…- que no tienen nada que envidiar a ninguno de otra zona”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail