agrodiariohuelva.es|martes, enero 16, 2018
banner

Cepesca afirma que el acuerdo alcanzado en Bruselas da estabilidad al sector pesquero 

La Confederación Española de Pesca (CEPESCA) ha valorado el acuerdo conseguido en Bruselas en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE para definir el reparto anual del Atlántico y del Mar del Norte. Cepesca opina que el sector pesquero español ha obtenido cierta estabilidad, tal como solicitaba antes de que comenzarán las negociaciones, y “sobre todo –apunta Javier Garat, secretario general de Cepesca–, teniendo en cuenta las duras propuestas presentadas por la Comisión Europea, obsesionada sólo por conseguir una actividad pesquera guiada por el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS), en 2018, despreciando la sostenibilidad social y económica del sector”.

La flota pesquera podrá faenar un 13% más de cigalas el próximo año.

Cepesca, que ha calificado esta negociación como una de las más duras de los últimos años por las posturas inamovibles de la CE, ha agradecido y reconocido la labor realizada por la ministra Isabel García Tejerina y su equipo durante las negociaciones. Al mismo tiempo, advierte sobre la posición cada vez más radical del comisario europeo de pesca Karmenu Vella, a favor de tener en cuenta, únicamente, los criterios de sostenibilidad medioambiental y despreciar los sociales y económicos, lo que supone, según la patronal, un problema para el sector pesquero europeo.

Respecto a la valoración de las cuotas conseguidas, Cepesca llama la atención sobre el mantenimiento de las capturas del boquerón en el Golfo de Cádiz, lo que, a juicio de la patronal, dará estabilidad a la flota por su alta dependencia de esta especie, y la dura bajada del 24% del jurel, propuesta por la Comisión Europea (CE), que ha impuesto su criterio sobre conseguir el RMS en 2018 sin tener en cuenta cualquier otro factor.

A este respecto, Cepesca apunta que se va a solicitar al ICES, el organismo científico que asesora a la CE, establecer un mecanismo de flexibilidad que permita incrementar hasta un 15%, desde el 5% actual, la utilización de las cuotas del norte de esta especie, lo que, a juicio de Cepesca, puede ayudar a paliar estos recortes.

Con relación a la sardina, Cepesca se muestra optimista y apunta que la ministra española, su homóloga portuguesa y el comisario Vella han mantenido varios encuentros y está previsto organizar una reunión técnica el próximo enero para definir el plan definitivo y que “nuestros pescadores puedan seguir pescando”.

Demersales

Con relación a las especies demersales, el recorte de la merluza sur ha sido de un 12% cuando la propuesta era de un 30%. Para Cepesca, este ha sido el gran caballo de batalla dado el gran valor comercial de esta especie para nuestra flota, y ante la postura de la CE de alcanzar el RMS el año próximo, que finalmente se ha conseguido trasladar a 2019. La patronal también destaca el incremento del gallo (+20%), raya (+15%), cigala (+13%) y el mantenimiento del rape, por lo que, a su juicio, la flota sale favorecida con el acuerdo.

Respecto a la flota de Gran Sol, salvo en el gallo, donde al final la propuesta de la CE de una reducción del 10% ha salido adelante “aunque en el sector estamos convencidos de que había margen para mejorar esta cuota”, el resto del acuerdo ha sido positivo. El rape ha mantenido la cuota, y la merluza norte reducirá sus capturas en un 7%, “lo que aceptamos al estar basada en las recomendaciones del ICES”, apunta Garat.

Con relación a la flota del Cantábrico-Noroeste, Cepesca valora como un gran logro haber conseguido una reducción para la merluza sur del 12%, cuando la propuesta era reducir un 30%, al conseguir, tras una dura negociación, poder aplicar el RMS de esta pesquería en 2019.  Igualmente, se ha conseguido un incremento del 20% de gallo, un 21% de jurel, un 15% de raya y el mantenimiento del rape, lo que, a juicio de Cepesca, son buenas noticias. Con relación a la cigala, se ha conseguido que ICES revise su propuesta para poder reabrir la pesquería con fines científicos mediante campañas con pesqueros”.

Por último, y según Javier Garat, “veníamos a Bruselas buscando estabilidad en las cuotas pesqueras, lo cual se ha conseguido hasta cierto punto, aunque el cómputo global de las capturas españolas será un poco inferior al actual el año próximo. El resultado, tal y como estaban las negociaciones, consideramos que es satisfactorio”.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail