agrodiariohuelva.es|martes, enero 16, 2018
banner

El Golfo de Cádiz tendrá más cuota de cigala en 2018 pero baja la de jurel y merluza y se mantienen el rape y boquerón 

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha valorado positivamente los resultados obtenidos por España en las negociaciones para el reparto de totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas para el año 2018, alcanzado a primera hora de hoy por los Ministros de Pesca de la Unión Europea, reunidos en Bruselas.

Los representantes del sector que han acudido a la reunión han mostrado una satisfacción moderada con los resultados. El secretario general de la Confederación Española de Pesca, Cepesca, Javier Garat, ha señalado que se ha conseguido rebajar algunos recortes propuestos y, sobre todo, “se ha mantenido la cuota de boquerón”.

La reunión de trabajo.

Los resultados obtenidos para el Golfo de Cádiz tienen claroscuros, cuando todavía está pendiente el tema de la sardina que tanto preocupa al sector pesquero andaluz de este caladero. En resumen la flota del Golfo de Cádiz tendrá una mayor cuota de cigala para el próximo año aunque baja la de jurel y la de merluza del sur. La pesquerías que se mantiene son las de rape y boquerón.

La ministra ha señalado que gracias al rigor que ha mostrado la Administración española en las negociaciones, sumado al ejercicio responsable de nuestra flota y los informes científicos y socioeconómicos aportados, se han logrado mejoras sustanciales con respecto a las duras propuestas iniciales de la Comisión, para las especies de especial interés pesquero para España.

La ministra ha valorado que el mantenimiento de la cuota de boquerón del Golfo de Cádiz dará estabilidad a esta flota que es altamente dependiente de este stock.

Con respecto a la anchoa del Golfo de Vizcaya, los pescadores del Cantábrico dispondrán de idéntica cuota que en 2017, lo que refleja la plena recuperación de este stock.

Las posibilidades de pesca del jurel del oeste suben un 21%, tanto en aguas del norte (Gran Sol) como en el Cantábrico, lo que permite su plena explotación bajo rendimiento máximo sostenible. Gracias a este incremento, la pesquería de jurel en su conjunto se ha mantenido, a pesar de la bajada del 24% del jurel sur, para adecuarlo al rendimiento máximo sostenible. Además, España ha conseguido que se pueda aumentar la flexibilidad entre zonas del 5% al 15%, a expensas del informe del ICES (Consejo Internacional para la Explotación del Mar), con lo que ambos stocks quedarían compensados.

Mientras, el stock de merluza norte desciende un 7%, en línea con el consejo de ICES, en contra de la propuesta inicial de la Comisión que situaba ese descenso en el 30%.

En relación a la merluza sur, España ha conseguido que la Comisión retrase la consecución del rendimiento máximo sostenible a 2019. Ello implica una reducción del 12%, frente a la propuesta de bajada del 30% presentada por la Comisión.

De igual forma, se ha conseguido mantener las cuotas de los rapes y gallos del norte, frente a las propuestas iniciales de recorte. También se mantiene la cuota de rape sur, mientras que sube un 20% la de gallo sur.

Por otra parte, destaca el incremento del 15% de la cuota de rayas, que permitirá una mejor gestión de la actividad de esta pesquería complementaria para numerosos barcos, en especial, para la flota artesanal en el Cantábrico noroeste. Otra de las especies que también mantiene su cuota son los abadejos.

En cuanto a la cigala del Golfo de Cádiz, además de conseguirse una subida del 15% del TAC, se han construido las bases para una futura gestión por unidades funcionales, de acuerdo a las recomendaciones científicas. Asimismo, para la cigala del Cantábrico, se ha logrado que ICES revise su propuesta para poder reabrir la pesquería con fines científicos, mediante campañas con barcos comerciales.

Por último, las medidas de emergencia propuestas para la gestión de la anguila se han materializado únicamente en un cierre temporal de la pesquería, que no afectará a la actividad en España.

CUOTAS Pesca 2018

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha valorado y felicitado al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) por el “magnífico” acuerdo alcanzado en la reunión mantenida durante la noche de hoy con los ministros de Pesca de la Unión Europea y que ha supuesto mejoras sustanciales con respecto a las propuestas iniciales de la Comisión para las especies de especial interés pesquero para España, “y en especial para el boquerón del Golfo de Cádiz, que se ha conseguido un mantenimiento de la cuota, lo que dará estabilidad a la flota altamente dependiente de este stock, algo que nos congratula enormemente”.

La Junta lamenta la reducción de merluza y jurel

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha lamentado el reparto de cuotas pesqueras acordado por Bruselas para 2018, por el que se reducen las posibilidades de pesca para la merluza y el jurel, mientras que se mantiene el mismo Total Admisible de Captura (TAC) que en 2017 para el boquerón.

El representante del Gobierno andaluz se reunirá próximamente con el sector pesquero para analizar el acuerdo alcanzado por el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea (UE), “ya que aunque se ha suavizado la posición inicial de la que partíamos, se han reducido las posibilidades pesqueras para especies de gran importancia económica para nuestra flota, por lo que no podemos estar satisfechos”. El consejero ha reconocido que “la situación que se planteaba era bastante complicada, me consta que las negociaciones han sido duras y ahora tenemos que hacer una reflexión sosegada con el sector, analizar la situación y ver los pasos que debemos dar”.

Andalucía venía defendiendo un aumento de cuota para el boquerón y el jurel y el mantenimiento, al menos, de las posibilidades de pesca para la merluza, tal y como se lo trasladó el consejero a la ministra Isabel García Tejerina en el último Consejo Consultivo de Política Pesquera para Asuntos Comunitarios celebrado en Madrid a principios de diciembre. Para Rodrigo Sánchez Haro, conseguir una mayor cuota de boquerón era fundamental, teniendo en cuenta el futuro incierto al que se enfrenta la pesquería de la sardina y la alta dependencia de la flota de cerco del Golfo de Cádiz (son 86 barcos y 830 tripulantes) de las capturas de estas dos especies.

También para el jurel y la merluza se había planteado la necesidad de obtener más cuota para garantizar la rentabilidad del sector que opera en este caladero. Esta decisión, según el consejero, estaría justificada si se tienen en cuenta los indicadores del Comité Científico del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES).

El PP valora positivamente el acuerdo

Por su parte, el Partido Popular ha destacado hoy el  acuerdo logrado por la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en las negociaciones para el reparto de totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas para el año 2018, alcanzado a primera hoy por los ministros de Pesca de la Unión Europea, reunidos en Bruselas.

Como han señalado los portavoces del PP en los ayuntamientos de Punta Umbría e Isla Cristina, María Sacramento y Francisco González, respectivamente, “Punta Umbría e Isla Cristina esperaban con cautela y preocupación el resultado de estas negociaciones porque se cernía sobre el sector de cerco la amenaza de un recorte de un 43% de las capturas, que unido a la incertidumbre del futuro de la pesca de la sardina, hubiese supuesto un duro mazazo a los puertos onubenses”.

Como han indicado ambos portavoces, “esta mañana se conocían los datos de toda una noche de negociaciones y la cuota del boquerón quedaba igual que está actualmente, en 5.910 toneladas”, por lo que se han mostrado “satisfechos”. Sobre la pesca de la sardina se queda a la espera de unos informes del ICES y han indicado que “seguiremos trabajando ante las necesidades del sector”.

“Ante estos resultados, y mostrándonos siempre cautelosos, queremos mostrar nuestro reconocimiento a la gestión de la ministra Isabel García Tejerina y, por supuesto, a los representantes de los puertos de Punta Umbría e Isla Cristina por su constancia y su empeño en conseguir los mejores resultados para nuestra flota pesquera”, han zanjado los populares.

Para Equo Andalucía tendrá un impacto negativo

Por último, EQUO Andalucía Verdes ha considerado este miércoles que el acuerdo europeo sobre cuotas pesqueras tendrá un “impacto muy negativo sobre los caladeros”. En este sentido, las negociaciones para 2018 han rebajado nuevamente las cifras presentadas por los científicos para evitar la sobreexplotación y favorecer la recuperación de las especies.

Asimismo, el partido verde recuerda que la política pesquera común fijó 2015 como la fecha para acabar con la sobrepesca; sin embargo, al fijar excepciones hasta 2020 por “cuestiones socioeconómicas” tal como recoge el acuerdo, “éste se ha convertido en un coladero para seguir sobreexplotando los caladeros europeos, el 41% de cuyas poblaciones sufren sobrepesca”.

Para EQUO “esta política sólo llevará a esquilmar las pesquerías que rodean Europa, sin preocuparse por generar alternativas para las localidades y zonas especialmente dependientes de la pesca –caso de varias zonas andaluzas-, que son usadas como excusa para la sobrepesca y que serán las más afectadas por su fin en 2020 o, en caso de seguir encontrándose “excepciones”, por la caída de las poblaciones.

En este caso, el partido verde piensa que la ministra Tejerina ha presentado las “rebajas” en las reducciones de las capturas como victorias, cuando son pírricas en todo caso, ya que en lugar de garantizar un sector pesquero con futuro y centrado en la calidad y la pesca artesana, socava su futuro al continuar esquilmando el mar.

Desde EQUO plantean frenar el aumento de capacidad de la flota, ya que supone menos empleos para una mayor cantidad de pesca, cuando se deberían emprender políticas de calidad, haciendo del atún de almadraba o el bonito pescado a caña, por ejemplo, productos de prestigio, con cadenas de transformación completas y complejas.

En este sentido, cabe recordar que el Parlamento andaluz aprobó recientemente una Proposición No de Ley (PNL) presentada por la coportavoz de EQUO Andalucía y parlamentaria en el grupo de Podemos, Carmen Molina, en la que se comprometía a promover una pesca “responsable y sostenible”, poniendo especial atención no sólo a la formación y sensibilización, sino también a la vigilancia y el control para garantizar que no se sobrepasan las cuotas y se adoptan las medidas precisas para que las embarcaciones mejoren las técnicas pesqueras y se eviten descartes de especies inmaduras –sardina- tan castigadas y con cuotas anuales limitadas .

“El futuro de la pesca y el consumo de pescado debe ser abordado desde una óptica de la sostenibilidad de los mares y su capacidad de mantener poblaciones. El resto es pan para hoy y hambre para mañana, puro electoralismo y demagogia”, han vuelto a señalar hoy desde la formación.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail