agrodiariohuelva.es|jueves, enero 18, 2018
banner

El fuerte calor del otoño ha reducido entre un 30 y un 40% el rendimiento por planta de frambuesa en Cartayfres 

La cooperativa agraria hortofruticola de Cartaya SCA, Cartayfres, en Huelva es una de las que ha apostado fuerte por la frambuesa desde hace años, de hecho en estos momentos la mayor superficie de su producción la ocupa este fruto que ha servido para diversificar la de fresa, que durante décadas fue un monocultivo en la provincia de Huelva.

El gerente de Cartayfres, Diego López, en las instalaciones de la cooperativa.

El gerente de la cooperativa Diego López Gómez afirma a agrodiariohuelva.es que el balance de producción del pasado otoño ha sido “regular” porque el calor ha reducido entre un 30 y un 40% el rendimiento de producción por planta en comparación con lo que viene siendo habitual. Este revés, sin embargo, ha hecho que estabilizaran los precios que se han mantenido en un término medio alto.

Por el contrario, la campaña pasada que, fue buena en lo que se refiere a resultados de producción, sin embargo los precios fueron más bajos de lo normal con un resultado final “no muy bueno”, señala. “Cada campaña es diferente, nunca se sabe cómo va a ir; lo ideal es tener una producción estable con buenos resultados, pero eso es difícil de conseguir y prever porque también dependes de lo que pase alrededor”, añade.

Cartayfres, que forma parte del grupo Onubafruit, cuenta con 304 hectáreas de producción de frambuesa, lo que la campaña pasada arrojó una producción de 3,6 millones de kilos entre los meses de septiembre y junio. Esta superficie de producción se mantiene estabilizada desde hace dos o tres años cuando los socios de la cooperativa decidieron seguir avanzando en la línea de dejar de producir fresa a cambio de otros frutos, entre ellos la frambuesa.

Manipulación de caqui en la cooperativa.

Los costes de recolección de la frambuesa son más altos que los de la fresa, “pero compensa”, añade el gerente de la cooperativa.

Diego López explica que la rentabilidad de la fresa hace que los agricultores se decanten por otros cultivos y Cartayfres tomó esa decisión hace muchos años cuando se introdujo el cultivo de caqui en la provincia de Huelva, unos 12 o 14 años atrás. El punto de inflexión se produjo cuando los rendimientos por planta se situaron entre 300 y 400 gramos/planta. De forma que ahora la producción de fresa ha quedado marginada a unas 27 hectáreas con una producción de unos 800 kilos escasos por campaña.

Los pocos socios que siguen cultivando fresa se decantan por la variedad Fortuna de la americana Ekland Marketing Company of California, EmcoCal.

Cartayfres es una de las pocas cooperativas de la provincia de Huelva que cuenta con vivero propio y es sólo de frambuesa, cuyos técnicos lo gestionan directamente a demanda de los socios de la cooperativa. El vivero cuenta con 15 hectáreas de terreno y está ubicado en la provincia de Avila.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail