agrodiariohuelva.es|martes, febrero 20, 2018
banner

Experto en frutas tropicales pide cautela a los agricultores de Huelva que quieran plantar mango y aguacate 

Antonio Carmona, junto a María del Carmen Parra, durante su intervención en la jornada.

El cultivo de frutos tropicales y la gestión de los plásticos agrícolas fueron los temas que se debatieron en la sesión de clausura de las XXIX Jornadas Técnicas Agrícolas de Rociana del Condado que se han desarrollado durante los días 6 y 7 en la Casa de la Cultura de la población onubense.

Antonio Carmona, que cuenta con distintas plantaciones de frutas tropicales en el término de Isla Cristina, comenzó su charla pidiendo mucha cautela a los agricultores del Condado de Huelva que estén barajando la posibilidad de apostar por el mango o el aguacate. “En La Redondela contamos con un microclima que no se registra en esta comarca, donde la temperatura puede variar entre dos y tres grados con aquella zona costera. Una diferencia importante porque estos árboles, sobre todo el mango, no soporta bien las bajas temperaturas. Los agricultores no podemos olvidarnos de la historia, que nos dice que cada siete u ocho años se produce un golpe de frío que suele provocar mucho daño en nuestras plantaciones”, señaló.

En este sentido, Carmona añadió que “de las muchas variedades que he probado en mi parcela, la única que funciona, porque es más resistente al frío, es Sensación, que además de necesitar poca agua y ser resistente a las plagas, produce una media de 25.000 toneladas por hectárea, y la recolección se prolonga desde agosto hasta finales de noviembre”.

Tras desmentir que exista una variedad autóctona de mango en la provincia de Huelva adaptada al frío, Antonio Carmona precisó, no obstante, que aquellos que quieran probar con esta fruta tropical deben elegir un buen patrón, y según su experiencia como agricultor, el más resistente a las bajas temperaturas es el Gomera-3.

Sobre el aguacate, que dijo que es la fruta tropical que “está de moda en el mundo” y prueba de ello es que no existen plantas disponibles en los viveros, aseguró que en la provincia de Huelva “no he visto una plantación que vaya bien. Al principio el árbol desarrolla perfectamente, pero el problema radica en el cuaje de la fruta, que no es el óptimo. Muchos agricultores deciden al final quitarlos cuando tienen entre cuatro y cinco años”.

Juan Antonio García, presidente del Consorcio para la Eliminación de Plásticos Agrícolas y Biomasas.

De todas formas, en su finca ha comprobado que la mejor variedad para Huelva es la Hass, porque “resiste un poco más al frío que el mango” y porque, además, es la que el consumidor más demanda.

Por su experiencia, recomendó a los agricultores del Condado utilizar para las nuevas plantaciones los patrones mexicanos, y más en concreto los que proceden de la familia Topa-Topa, así como recalcó que es recomendable el introducir en la plantación entre un 8 y un 10% de la variedad de aguacate Bacon porque son los que más polinizan. Sobre el periodo de recolección, añadió que se puede prolongar desde finales de noviembre hasta marzo o abril.

Antonio Carmona sí animó a los agricultores a probar con la guayaba. “Es un cultivo interesante y que podría encajar perfectamente en esta zona”. Eso sí, advirtió que la comercialización de esta fruta es complicada porque “no gusta, por ahora, en nuestros mercados, a pesar de tener muchas propiedades beneficiosas para la salud”.

Residuos agrícolas

Para tratar la problemática de la gestión de los plásticos agrícolas intervinieron Juan Antonio García y Francisco Pinto, presidente y asesor técnico del Consorcio para la Eliminación de Plásticos Agrícolas y Biomasas, respectivamente.

La diputada de Agricultura, María del Carmen Castilla, y el alcalde, Diego Pichardo, clausuraron las Jornadas Técnicas.

Juan Antonio García, que recordó que el citado consorcio está integrado por 18 ayuntamientos de la provincia y la Diputación Provincial desde 2001, y que la gestión de los residuos recae desde 2010 en la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, constató una realidad: que el actual Sistema Integral de Gestión (SIG) no funciona, ya que la problemática de los plásticos agrícola continúa latente en las poblaciones onubenses donde se registra actividad agrícola.

El también alcalde de Bonares adelantó que la prioridad del consorcio en estos momentos es revisar el contrato que en la actualidad está vigente en esta materia con Cicloagro, que es la empresa encargada de la recogida de estos residuos, para que se garantice la correcta retirada de todos los plásticos que se utilizan en la agricultura, tanto los blancos como los negros. El sector agrícola genera todos los años entre 13.000 y 15.000 toneladas de plásticos.

Francisco Pinto señaló, al respecto, que después de 22 años “lidiando con los plásticos, ya es hora de tener nuestros campos de estos residuos”. Para solucionar este problema, que ya ha dejado de ser competencia municipal, es necesario una mayor coordinación entre los protagonistas: fabricantes del plástico virgen, los distribuidores y comercializadores, los agricultores y las administraciones.

En la clausura de las Jornadas Técnicas Agrícolas de Rociana del Condado intervinieron la diputada territorial de Agricultura de la Diputación Provincial de Huelva, María del Carmen Castillo, que destacó la fortaleza de un sector al que “todos debemos cuidar”, y el alcalde de la localidad condal, Diego Pichardo, quien aprovechó su intervención para agradecer la colaboración de las empresas locales en la organización de este evento y a los asistentes, por su participación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail