La  cooperativa agrícola Agromolinillo, ubicada en Moguer y perteneciente a Fruta de Andalucía, lleva más de 40 años produciendo y comercializando berries y siendo un referente en el sector de los frutos rojos por su calidad y servicio. “El compromiso con el medio ambiente y la sociedad es uno de los pilares fundamentales de nuestro trabajo diario”. Estas son las claves del crecimiento y el futuro de esta compañía.

Otro de los elementos fundamentales que hacen de Agromolinillo una empresa en constante evolución es estar conectados con el mercado, conocer cuáles son las tendencias y poder así adelantarse a ellas y es, en este sentido, su destacada apuesta por el desarrollo sostenible en todas las áreas de la empresa. Conscientes de la sensibilidad cada vez mayor de los consumidores hacia productos más sanos y con el menor impacto ambiental, la cooperativa superó y revalidó en su anterior campaña todas sus certificaciones.

Agromolinillo destina cada año más recursos a I+D+i y cuentan con departamentos propios dedicados a procesos de innovación.

Valores de sostenibilidad, credibilidad, veracidad, seguridad, transparencia y respeto al medio ambiente son las máximas por las que se rige la compañía. Según palabras de su gerente, Juan Manuel Márquez, “hoy día el campo debe adaptarse a las demandas del consumidor y de los mercados y hacerlo buscando el uso eficiente de los recursos naturales y cuidando el medio ambiente por encima de todo”. Siguiendo esta máxima, todas las fincas que posee Agromolinillo están rodeadas de zonas forestales, pinos, eucaliptos y especies autóctonas, aminorando el impacto medioambiental en el territorio.

“Pero nuestro objetivo es seguir creciendo; en nuestra empresa apostamos por la gestión basada en la eficiencia y la sostenibilidad y para ello nos dotamos de las últimas tecnologías y fomentamos la innovación transversal”, recalca el empresario.

Precisamente la innovación ha sido siempre una de las palancas clave para su crecimiento y por ello destinan cada año más recursos a I+D+i y cuentan con departamentos propios dedicados a procesos de innovación, desde técnicos de campo o de compras a ingenieros agrónomos, responsables de calidad, de proyectos, técnicos de laboratorio y el equipo de marketing. Todos juntos, uniendo fuerzas y conocimientos, consiguen mejores resultados fomentando así la innovación colaborativa. “En Agromolinillo aprovechamos la revolución tecnológica disponible que está a nuestro alcance para mejorar nuestra eficiencia y la gestión sostenible de nuestros campos”, subraya Márquez.

Para esta nueva campaña que ya comienza los retos de Agromolinillo van a seguir siendo ofrecer una mejora continua de la calidad y la sostenibilidad de sus productos, un mejor control de los recursos hídricos que utilizan en sus cultivos, una mayor eficiencia en materia de sostenibilidad y respeto medioambiental y, todo ello, centrado en mejorar sus procesos para ser capaces de ofrecer a sus clientes productos listos para consumir, garantizando no sólo la experiencia de consumo sino también una completa trazabilidad y seguridad alimentaria.

Agromolinillo, junto con el resto de cooperativas pertenecientes al grupo Fruta de Andalucía, apuesta por la producción ecológica, la sostenibilidad medioambiental, la innovación y el desarrollo, la calidad de los frutos, el cuidado en la manipulación y el compromiso con el empleo, aspectos que definen la idiosincrasia de este grupo.